APROVECHAMIENTOS COMUNALES

- LA CORTA

En el otoño, una vez finalizada la siembra de lo de secano y antes de meterse encima el frio y crudo invierno leonés y las matanzas, tiene lugar en Velilla uno de los aprovechamientos de bienes comunales más apreciados por los vecinos, la corta de la leña del monte, que se utiliza principalmente para curar las matanzas y para atizar la cocina de leña para pasar el invierno.
Tradicionalmente la corta se realizaba por hacendera, a razón de una morena de leña por vecino (entendiéndose como vecino una familia y hogar) lo que denominaba “una suerte”, puesto que los montones le leña eran sorteados entre los vecinos. Una vez sorteadas las morenas eran trasladadas hasta la inmediaciones del pueblo, principalmente a “la cuesta”, donde se limpiaba y clasificaba la leña haciendo “fejes” con el ramaje y lo menudo (que servía para prender) y picando y abriendo los troncos de manera que cupiesen por el agujero las corras de la cocina de leña. Una vez preparada la leña se recogía en casa para su consumo durante el invierno.
Actualmente la corta ya no se realiza por hacendera, la leña se reparte o echa en quiñones y cada vecino corta el suyo y lo trasporta a su casa. Este año salieron 63 quiñones. En las fotos adjuntas podeis ver las morenas de varios vecinos ya trasladadas a la puerta de su casa.