Jesusín y Victorino con los remos del Pendón de Alcoba de la Ribera en los años 50

Los Pendones Leoneses

Un Pendón es una bandera o estandarte que se utilizaba antiguamente en las batallas medievales, para identificar a las mesnadas de cada pueblo que acudian a la batalla en defensa del Señor de quien eran propiedad los terrenos del pueblo. Con el paso del tiempo y el fin de las guerras medievales,  los pendones leoneses dejaron de tener este significado militar para pasar a ser un símbolo civil e, incluso en algunas ocasiones, se les ponía una cruz de hierro o bronce y se convertían en símbolos religiosos de las procesiones.   El pendón consta de una vara, que puede alcanzar entre 5 y 13 metros, la tela, que acostumbra a ser de seda adamascada en franjas de número impar que combinan colores; los más habituales son el morado carmesí (color real leonés) y el verde (identificado con el Islam y por ello con las victorias habidas contra él), y también el blanco y el azul en pendones vinculados con devociones marianas. El peso del conjunto oscila entre los 15 y los 35 kilos. Para ayudar a su desplazamiento se dispone de los remos, cordones que se fijan a lo más alto de la vara y que pueden llevar uno o dos remeros. El manejo del pendón exige tanto fuerza como pericia, sumándose a ello la voluntad que ponen sus portadores de realizar especiales demostraciones.

(Ir a El Pendón de Velilla)