Territorio, clima, vegetación y cultivos

- TERRITORIO

El territorio de Velilla de la Reina, que tiene una extensión de 28,27 km2, se asoma por el oeste a la fértil terraza de la Ribera del  Órbigo y sirve de tránsito entre el gran Páramo Leonés, que se abre por el sur del término de la localidad y el borde noroccidental de las montañas leonesas que comienza a vislumbrarse a poca distancia por el norte. En el noreste el terreno presenta un relieve de suelos ondulados que le proporciona un vasto y extenso monte con una altitud en torno a los 950 metros, sobresaliendo el alto del “telagrajo”, que alcanza los 998 metros; relieve que se va haciendo cada vez más suave y plano según desciende hacia el sur y en mayor medida hacia el oeste, hasta alcanzar su cuota más baja en el lugar donde está situado el pueblo, en el inicio de la terraza más alta del Órbigo, a unos 880 metros de altitud.


                                                         Vista aérea de Velilla de la Reina

En cuanto a los materiales geológicos, los periodos geológicos más representativos son el ternario y el cuaternario y los materiales que aparecen son arcillas arenosas ocres-rojizas, con abundantes y pequeños cantos rodados de cuarzo y abundancia de niveles detríticos de conglomerados y arenas, completados con materiales de aluvial.

 
Arcillas arenosas y cantos de cuarzo


- CLIMA
El clima está asociado a la altitud, con pequeñas variaciones propias del relieve y la falta de influencia atlántica frenada por el cordel montañoso occidental.
Las temperaturas presentan los rasgos típicos de la meseta, con amplias oscilaciones térmicas arrojando una media anual de temperatura máxima de entre 12 y 13 grados, estando las heladas presentes durante cuatro meses al año.

 
                                         Plaza del Atrio en invierno y en verano.


- VEGETACIÓN Y CULTIVOS

La primitiva vegetación autóctona, antaño modificada por la acción humana para ganar espacio de cultivo, está hoy retrocediendo al dominio del matorral por el abandono de la agricultura a causa de su baja rentabilidad y el envejecimiento de la población; conservándose un 30 por ciento de suelo ocupado por especies arbóreas forestales, principalmente bosque de encinas y robles; en cuanto a la tierra de cultivo y pastos, posee un 70 por ciento de la superficie.


                                               Robledal

El tamaño de las explotaciones tiene el carácter de minifundio, matizado por la concentración parcelaria, con el 80 por ciento entre 0-5 ha., dedicadas en general al cultivo del cereal que, donde existe la posibilidad de riego, permite el de tubérculos, hortalizas, forrajes, leguminosas y antaño también lino; convirtiendo al campesino en un hombre versátil abierto a la introducción de nuevos cultivos: lúpulo, remolacha, alubias, maíz, etc., dedicándose también una pequeña extensión al viñedo.

 
                     Campo de maices                                                   Campo de trigo

Como complemento de la agricultura y hasta los años ochenta del siglo pasado, fue de gran importancia la ganadería bobina y más antiguamente la ovina.



Ganadería ovina


- LA POBLACIÓN
La población Velilla de la Reina es de 270 habitantes, arrojando una densidad de 9,50 hab./km2. La edad media de la población es de 50 años. Por edades, las personas menores de 30 años representan el 20 por ciento de la población, las personas con edades comprendidas entre 30 y 64 años constituyen el 50 por ciento de la población y las personas mayores de 64 años conforman el restante 30 por ciento de la población de la localidad.


La edad media de la población es de 50 años